Saltillo: 31 personas murieron atropelladas en el 2022

Saltillo registró la muerte de 31 personas atropelladas durante el 2022, primer año de la administración del alcalde José María Fraustro Siller, cifra que rebasó la del año anterior. Mientras las autoridades locales invirtieron millones de pesos en obras para facilitar el desplazamiento de vehículos motorizados, la llamada capital automotriz de México continuó sin seguridad vial para los usuarios más vulnerables de la calle: peatones, gente con discapacidad y ciclistas.

RUEDAS REBELDES realizó un monitoreo de medios locales y encontró que 30 peatones y 1 ciclista fallecieron arrollados por distintos tipos de vehículos en el municipio de Saltillo entre el 1 de enero y 31 de diciembre del año pasado.

Del total de víctimas, 27 eran hombres y 4 eran mujeres, cuyas edades oscilaron entre los 6 y 75 años.

En cuanto a los responsables, en 16 de casos se dieron a la fuga y 15 resultaron detenidos, de los cuales 4 primero huyeron del lugar y posteriormente fueron localizados por agentes de la Policía Municipal tras persecuciones o identificación del vehículo gracias a las cámaras de vigilancia.

Desde el 2019, la capital de Coahuila, bajo el mandato del alcalde Manolo Jiménez Salinas, figuró como uno de los 30 municipios del país más mortales para los peatones, con 25 casos fatales, según información de la asociación Ni Una Muerte Vial, aunque el Municipio de Saltillo solo registró 3 casos, de acuerdo con información proporcionada vía transparencia por la Comisión de Seguridad y Protección Ciudadana.

Durante el 2021, Saltillo registró la muerte de 27 personas atropelladas, de las cuales 25 eran peatones y 2 ciclistas, de acuerdo con el monitoreo de medios locales realizado por RUEDAS REBELDES, aunque la Comisión de Seguridad contabilizó apenas 3 casos.

A un año de iniciada la administración del alcalde José María Fraustro Siller, el municipio careció de una estrategia de seguridad vial para proteger la vida de los peatones y ciclistas; por el contrario, destinó millones de pesos en la construcción de puentes antipeatonales (privilegian únicamente el desplazamiento de carros y castigan a la persona que camina, usa silla de ruedas u otro aparato funcional para moverse), además siguió construyendo infraestructura vehicular que no considera otras formas de movilidad ni la seguridad de quienes no utilizan coche en el espacio público.

Especialistas en urbanismo y seguridad vial coincidieron que el diseño de las calles y el diseño urbano enfocado en el automóvil es el primer factor de riesgo para que exista una alta incidencia de siniestros viales y atropellamientos mortales. Mientras las calles no estén diseñadas para las personas, estos eventos continuarán, pues no se trata de un problema de cultura o educación vial.

Ilustración: Geroca (Gerardo Rodríguez Canales), de la exposición «Paisajes de aquí y de allá», en la Taberna El Cerdo de Babel, 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *