La universitaria que aprendió independencia en su bicicleta

El sol se ha ocultado y sólo se ven las luces de los autos entre la oscuridad. Sofocan el sonido de los grillos con su rugido de motores y bocinas que exigen se abra camino ante ellos. 

Nazul me dijo que pasaría por aquí. Viene en Bici y quiero una postal de su paso entre el tráfico, estrés y exigencias de los coches.

Por aquí pasan camiones del transporte urbano repletos de estudiantes, trabajadores y personas que siguen su rumbo, otros humanos regresan solos en un mueble de más de media tonelada con las bocinas o clima a todo nivel; sino van a vuelta de rueda por el congestionamiento muchos exceden los límites de velocidad y lanzan gritos e improperios con las ventanas arriba. Llenan los tres carriles de una de las arterias más importantes de Saltillo. 

No veo a Nazul, pero si a una ciclista que sube el puente. 

Se llama Isis Vega, tiene 22 años, es foránea, estudia y trabaja. Va a casa, se mueve en su bicicleta para ahorrar tiempo y dinero en sus traslados. Dice que andar en camión o en carros tarda más por el tráfico, se ajusta más sus tiempos el andar en bicicleta. Mientras platicamos a medio puente que conecta el Tecnológico de Monterrey y el Ateneo Fuente pasa un segundo, tercer y hasta cuarto ciclista. La mayoría nos saluda con agrado. 

Isis es de Monclova y fue allí donde aprendió a andar en bicicleta a los nueve años de edad, su hermano le enseñó. Ahora estudia la Universidad en Saltillo y fue hace tres años cuando consiguió su actual bicicleta que comenzó a utilizar para trasladarse a la escuela y trabajo. 

“Puedes salir a pasear en bicicleta con un poco de música y se te olvidan los pensamientos malos”.

Isis Vega, 22 años

Su bici es negra, tiene acabados en plata y piel, en la parte de frente tiene un golpe y raspones. Esos daños son de un accidente de hace dos años. Fue en el cruce de Avenida Universidad y Emilio Carranza: un hombre no respetó el semáforo rojo y golpeó la bici de Isis. Terminó en el suelo y se dañó su bicicleta. El coche huyó. 

“Los coches se estacionan en la ciclovía. Y les tomo foto y video, no los subo a redes, pero ellos se asustan y se quitan, los veo feo, y muchas personas entienden pero otros lamentablemente no”, explicó Isis. 

Abajo, en la calle, siguen pasando camiones repletos y coches con solo una persona, y entre ellos Nazul, se acerca por la derecha pasando a las largas filas de coches que avanzan a vuelta de rueda. 

Aquel accidente no le quitó a Isis las ganas de seguir usando la bicicleta como medio de transporte, pero el golpe que su vehículo recibió: si. Con el manubrio dañado lograr el equilibrio le fue imposible.  Este año la universitaria regresó a clases presenciales; arregló y retomó el uso de su bicicleta.  

“Necesitamos más ciclovías, para que podamos movernos con libertad y andar seguras por cualquier lugar; no solo el domingo en la ruta recreativa”.

Explicó Isis Vega, mientras Nazul nos toma una foto. 

Isis, recomienda andar en bicicleta ya sea para relajarse o como medio de transporte: “todo adulto debe saber andar en la bicicleta”, dijo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.